El pecho: 5 pasos para conservarlo en su plenitud.

pecho_firme

El pecho es la zona más delicada del cuerpo. Su gran tamaño, el paso del tiempo o los embarazos pueden hacer que se deteriore. Cremas, frío, ejercicio y constancia son cuidados básicos para fortalecerlo.

La piel de los senos es extremadamente fina, tiene muy pocas glándulas sebáceas y carece de músculos y ligamentos que lo sostengan.

El pecho alcanza su plenitud entre los dieciséis y dieciocho años, cuando los senos son altos, firmes y con los contornos bien definidos. Con la edad disminuye la elasticidad de la piel (las fibras de colágeno y elastina se degradan y su producción se ralentiza) y la glándula mamaría, debido a su peso y a la fuerza de la gravedad, cae y se desplaza hacia las axilas.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios